El cáncer de colon es el más prevenible, ¿por qué nos negamos a hacernos estudios?

El cáncer colorrectal (CCR) es la tercera causa de cáncer y la cuarta de muerte  por cáncer en América y puede prevenirse. Así lo afirma un estudio publicado en el prestigioso Annals Of Internal Medicine, en el que se estudió tanto a  pacientes con cáncer de colon (4.064 casos) como a pacientes sanos (19.856  casos) durante un período de 11 años, en un hospital de veteranos de  Estados Unidos.

Se les practicaron colonoscopías periódicas a todos los pacientes del grupo de pacientes sanos y a algunos de los pacientes con cáncer de colon. Como resultado, quedó reflejado que la reducción de la mortalidad del cáncer de colon con la colonoscopia fue de un 61%.

De todo este trabajo, lo más importante a destacar es que el tener antecedentes familiares no sería el único factor predisponente para el cáncer de colon. En realidad hay muchas cosas más a tener en cuenta: desde la raza, el sexo (masculino), el envejecimiento, el consumo de analgésicos o aspirinas, el consumo de estatinas, la diabetes, el tabaquismo, la isquemia de  miocardio, la colecistectomía (extirpación de la vesícula) y el tener factores de comorbilidad (enfermedades adicionales).

Por eso, cuando se habla de prevención del cáncer de colon es importante consultar al médico y que él sea quien decida si debemos hacernos un estudio, cuándo y qué tipo de procedimiento es el más indicado para prevenir el cáncer colorrectal. El cáncer de colon, que es el segundo en frecuencia tanto en mujeres como en varones, tiene una ventana de tiempo que permite controlarlo mediante colonoscopía. Con este procedimiento no solo se pueden detectar lesiones precancerosas (pólipos; asintomáticas) sino también tratarlas: extirparlas (en un mismo estudio hacer diagnóstico y tratamiento), y evitar así que esa lesión avance hacia un carcinoma. Y aquí los especialistas nos encontramos con una dificultad no menor: casi nadie quiere someterse a una colonoscopía, por la preparación, que no es nada agradable, y por el estudio en sí, en el que entra en juego nuestro pudor.

Como médica, me pregunto: tenemos tan incorporados el tema de la prevención del cáncer de mama, el cáncer de útero y el cáncer de próstata con sus respectivos estudios, ¿por qué nos cuesta tanto aceptar que la colonoscopía disminuye y hasta puede curar en un 90% el cáncer colorrectal? ¿Por qué siguen muriéndose más de 5000 personas al año a causa de esta enfermedad tan fácilmente prevenible? Para pensar

La autora es doctora, MN: 97397 (ENDIBA, Endoscopistas Digestivos de Buenos Aires)

Vía: Infobae

Turnos Online!
whatsapp